Celebrar es Importante

    Lo primero que debemos tener en cuenta es que CELEBRAR ES BUENO.

    Una parte esencial de nuestra vida consiste en saber celebrar con nuestros seres queridos lo bueno que la vida nos da, nuestras alegrías, el valor de la amistad.

    Expresar nuestro agradecimiento y alegría enseña a nuestros niños la importancia de disfrutar la vida y de celebrar las cosas importantes que nos sucedan en ella.

    Festejar el cumpleaños de nuestros hijos tiene un valor mucho más profundo de lo que se piensa, más allá de los regalos recibidos y lo material, es algo necesario e importante para todos los niños del mundo, ¡con más o menos recursos!

    No existe excusa para no celebrar un año más de vida que es un motivo fundamental para estar felices que es celebrar la existencia ¿Qué existe más importante que eso?

    Ese especial día es un momento para cumplirle los sueños a nuestros hijos, darle los gustos que quieran, preparar la decoración, hacerle regalos, elegir su torta favorita decorada con su súper héroe o muñeca preferida.

    ¿Qué le enseñamos a los niños al festejar su aniversario de vida?

    Expresar cariño es una tarea diaria, más aún en este día que se palpa cada gesto, cada palabra, cada acto de unos padres a su hijo. El el día de sus cumpleaños es algo necesario para fomentar la autoestima en nuestros hijos, y no solo eso, también estamos enseñándoles a ser más cariñosos con los demás y agradecidos por lo que tienen.

    No importa cuánto dinero tengas, ¡la creatividad lo puede todo! Lo que importa es la dedicación, el trabajo y el empeño que has puesto, y el conocer los gustos de tu hijo tiene esto es lo que él valorará, ya que es el resultado de cuanto observamos y escuchamos a nuestro pequeño.

    En los cumpleaños se reúnen los seres queridos del celebrado, por lo que para él es sumamente importante saber cuántos familiares y amigos tiene a su lado hará, al niño sentirse bien.

    Importancia de celebrar el cumpleaños de los niños

    • Al festejar un cumpleaños estamos mostrándole a nuestro hijo ciertos valores de la vida: la importancia de la familia y los amigos, el positivismo y la alegría en la vida, la importancia de compartir.
    • No es necesario gastar grandes cantidades de dinero, sino adecuarnos a lo que podamos según nuestra situación económica.
    • Lo importante está, en diseñarle a nuestro hijo que la vida es bella, en hacerlo sentir amado, ese es el único y más importante regalo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *